Fotos Scroll

martes, 21 de noviembre de 2017

La Ruta del Gringo: en el hospital

Estoy  en la clínica sos de Cusco, Perú ,casi ya recuperada de una amebiasis aguda. Este es mi cuarto día de hospitalización. En estos días lo he pasado realmente mal. Según el médico ésta infección por parásitos es casi como el cólera.

 Hoy me siento feliz!!!!. Feliz de estar viva.!!! De tener la oportunidad de seguir disfrutando de la vida!!! De poder saborear las delicias de nuestra existencia. Feliz de poder amar!! De ver de sentir!!! Sentir de nuevo el bienestar la salud la energía!! El alivio! Feliz de poder sentir otra vez goze, dolor, alegría, pena, felicidad, tristeza !!!. Sentir en mi cuerpo y en mi alma todo lo que implica estar viva.
Feliz porque he aprendido una gran lección y ahora no es por haberla leído o porque alguien escribió en un whatsap recordándome vive cada momento. Ahora lo he vivido en el propio dolor sentido en mi cuerpo y en el temor de morir.  Ahora comprendo mejor  a  mis congéneres blancos negros, indios, mulatos, del norte, del sur, altos, bajos, guapos, feos, ricos, pobres, analfabetos catedráticos .Cada uno de nosotros con nuestras necesidades. Algunas importantes otras superfluas. Sin embargo la única verdad es que nuestro sentir de alegrías o padecimientos de cuerpo y de alma es el mismo como seres humanos débiles y frágiles que somos en nuestra condición de mortales y seres capaces de sensaciones. Eso es lo mejor que nos ofrece esta vida frágil simple y efímera. 
 Me he sentido bien atendida excepto una noche que me la pasé visitando al señor roca y a pesar de llamar al timbre 2 veces a las 2:30  de la madrugada para que vinieran las enfermeras y me dieran algo para el dolor, nadie vino a mi habitación. El bote de suero que me suministraban vía intravenosa se había acabado también. Así que volví a tocar una vez más a eso de las 3 y finalmente vino una auxiliar muerta de sueño con aspecto de salir de la cama y lo único que me dijo fue: “ bien. Lo comunicare al doctor”. A las 5 de la mañana entraban las primeras luces de la mañana a través del cristal de la habitación de la clínica donde me encontraba en Cuzco, Entonces llegaron las enfermeras y comenzaron su ritual de controles de signos vitales y suministros de sueros y medicinas.
Un sin fin de estupideces se pasó pensando mi ego la noche del baile cagalero. Al fin y al cabo comprendo que las chicas del personal sanitario que hacía turno esa  noche estaban cansadas por  el exceso de horas al que son sometidas a trabajar si a eso le añadimos los malos sueldos finalmente puedo comprender que se tumbaran a descansar un rato. Mi ego gritaba yo.!! Yo!! Yo!!!. Y mi conversación interna profería mil y una queja contra su falta de profesionalidad de humanidad ,bla bla bla, más aún si las comparaba con las de la noche anterior que acudieron raudas sin ni siquiera llamarlas a darme un calmante .lejos de ayudarme mi conversación interna me carcomía y me irritaba. Lección aprendida. Ellas también pertenecen a la frágil unidad humana y necesitan descanso y bienestar. Y digo unidad porque así es como debemos vernos todos. Como una igual unidad. Quien me iba a mi a decir a mi que tanta mierda y tanto retortijón me haría consciente de lo que ya sabía.
Gracias ego por cuidarme y gracias también por dejarme unas gafas para ver mejor la vida.

















viernes, 17 de noviembre de 2017

La ruta del gringo: Altiplano

     Autobús lunático y nos lanzamos al altiplano, mas allí que plano. Un recorrido impresionante, repleto de todo tipo de animales salvajes y es emocionante. la grandiosidad me hace enmudecer, hasta que cae el sol no hablo apenas con mis compañeros de viaje, somos un buen grupo y divertido, rumbo a Lolca y su cañón (1.683mt y 3.300) a ver al condor. Paramos por un volcán y veo tanta gradeza que cierro los ojos y doy gracias, por estar ahí, no tengo apenas palabras, para describir tanta belleza, he iniciado una despedida del mundo y si esta es la primera doy gracias a Dios de haber tenido tino y cariño para comenzar a tachar sitios de la lista: lugares que quiero ver. Me siento muy vivo y en paz. El hotel es para mondarse de risa en Chivay (11€) típico y lírico. La señora ataviada con sus trajes me abre la puerta del garage rodeada de alpacas, vicuñas, ovejas, llamas, etc. pensar que cuando las veía desde los miradores me emocionaba, y ahora zas, una campesina me abre su hogar y la alpaca se lanza sobre mi a forma de saludo a un desconocido y las demás me rodean y a Emy también, se me pone el corazón en la boca y no por la altura, las atraso me hago fotos y no quiero irme de ahí. Después salgo a la calle y juego a la pelota con los niños, que me piden que les acompañe a casa ya que oscurece, se me cuelgan de las manos, caminamos por calles de barro, sin luz y con mal olor y me siento en el paraiso. Paro al ir al hotel de guiris y me han recompensado, la viola ha sido generosa. Vamos al centro, aquí ni un turista y parmo con la plaza de comidas, nos zampamos unas carnes a la brasa de primera (5€ ambos) y a dormir al garage, con vicuñas y alpacas velando nuestros sueños.
     Salimos temprano hacia el cañón y por el camino vemos condores y en el mirador gracias a los prismáticos también, el cañón es muy profundo 3.300 mt y caray que te hace sentir pequeño. Hay competencia entre los poblados por alimentar a los condores y atraer al turismo, el bicho es grande de narices 2,5 mts de envergadura y carroñero.
      Camino de Puno, mas de los mismo, no puedo cerrar la boca de la sorpresa constante, veo un volean en erepción, y tela lo que echaba por su cráter, me acongojo y rezo, también pongo piedra en los altares. Esta vez veo bandadas de flamencos volar, esto parece Africa, linea ferrea de tren minero, veo una tractora arrastrando sus vagones cargados de cobre, y me vuelvo loco, apretando el disparador de la cámara, que visión en el medio de la nada. Naturaleza a raudales, tomo mas hoja de coca para no dormirme y así no perder nada, nos acostamos cuando se pone el sol (20h) y levantamos con el (05:30)
     De nuevo una ciudad que no me gusta, pero he coger aquí el barco a Titicaca, y rediós que si lo abordo, cuando veo ese lago mi cabeza no lo acepta y habla de el como si del mar se tratase y se acabo, no puedo asimilar que sea de agua dulce, rodeado de picos nevados, no quiero me niego a creer que semejante maravilla exista.
     Visita a los Uros, turistada colorida, está bien, te explican como viven y algo de su historia, después a navegar (5h para hacer nada de distancia de tan inmenso que es) llegamos a Taquile, por favor la subida es normal, mas a 5.000 mts no puedo, he de andar marcha atrás y llego el último, no si no pago peaje de ningún dolor y puedo disfrutar de todo, hay muchas personas enfermas y que requieren de oxígeno, como tranquilo y lamento ver a tantos sin apenas probar bocado. Lector, si no haces un periodo de aclimatización y tomas hojas de coca, no podrás disfrutar de tu entorno y vale la pena, hazlo bien, no corras en subir o la caida será mayor. Continuamos la navegación de regreso y al llegar al hotel, nos cae el diluvio universal y aquí estamos encerrados sin poder salir a cenar y veremos como acaba el día, por eso ahora puedo escribir un rato mientras espero que afloje la lluvia.

Continuará

La Ruta del Gringo:Titicaca

Hoy hemos cogido un tour para otear la ciudad, nada del otro mundo, exceptuando los volcanes custodios. Ha habido una anécdora: en el lugar que se visita el molino antiguo había una anciana vendiendo tortitas, y un perro joven a empezado a morder moñigas de caballo, la mujer se me ha adelantado y ha dejado su parada, ha ido a ahuyentar el can y le ha tirado un trozo de pan que andaba comiendo, no le debía sobrar, me mira y me dice:
- me dio pena.
Me ha conmovido profundamente lo que luego acaeció ya pertenece al ámbito privado.
     De regreso hemos ido al mercado a comer y después a los salones de belleza, afeitarme la cabez (3€) acabado en "dónde quiero la raya Sr." y Emy peluquería (5€). Hemos vagado por la ciudad de compras, jerseys de alpaca, etc.
     Aquí abajo, hay niños de la calle, algunos afortunados con sus madres otros solos, son las 2:00 am y no tengo sueño, veo las escenas y me entristezco mucho, se me han ido las ganas de relataros este viaje, no todo es happy en la vida del tenista.
     Solo un apunte económico, he comprado:

  • Cañon de Colca
  • 2 noches en Lahivay
  • Transporte a Puno
  • Visita Titicaca en barco
  • Billete a Cuzco
  • Comidas y hoteles así como transporte durante 4 días
  • Precio por persona: 111€

















































Continuará